Buscar
martes, 07 de febrero de 2023 00:00h.

¿Qué pasa? ¿Irán es el único país  del golfo pérsico que reprime a sus mujeres?: ¡Revolución de colores de mujeres!  - por Maribel Santana

 

fr is

 

¿Qué pasa? ¿Irán es el único país del golfo pérsico y del mundo que reprime a sus mujeres?: ¡Revolución de colores de mujeres!  - por Maribel Santana *

Desde que ocurrió la anécdota sobre la joven  iraní  de 22 años Mahasa  Amini en septiembre del 2022, que fue detenida por la policía de la moral  por llevar el velo mal puesto, se desencadenó una oleada de protestas que llega hasta hoy  y que cada vez tiene más fuerza. 

Por todos los medios  y redes habidas y por haber no para la propaganda sobre este caso, sobre la opresión de las mujeres del régimen islamista de Iran.

En Irán no solo se reprime a las mujeres. También se hace con los hombres, sobre todo con los de la clase trabajadora. 

Pero  parece ser que Iran  es el único país  del mundo que trata a sus mujeres  con la Ley  de la prohibición a casi todos los niveles, y de los demás países donde está  instaurado ese régímen, sea en África, en Asia o donde sea no se dice nada, como si se los hubiese tragado la tierra.

Ejemplo de hipocresía, por parte de Occidente; EEUU UK UE y demás. Ahí está el caso de Salma al Shehab, madre de dos hijos que fue detenida en Arabia Saudí, su país natal,  inmediatamente después de llegar de Inglaterra donde estudia, por haber  tuiteado  sobre la defensa de las mujeres  en su país.

La condenan a 34 años de prisión  y 34 sin poder viajar, después de estar 280 días  incomunicada ilegalmente.

Estos fascistas islamistas, que es lo mismo, que no paran de bombardear al pueblo yemeni, donde las mujeres están rotas, muriéndose los hijos en los brazos  por desnutrición y miserias, para no contar el terror sobre estas pobres, que ni se permiten el lujo de abrir la boca.

Estos que están blanqueando su  fascismo comprando equipos de fútbol,  contratando con Ronaldo y trapisondas en el exterior y dentro de su casa existe un régimen de terror, donde se lapida, se encarcela, se asesina, con las mujeres en primer lugar, pero también con los hombres.

Estos y los demás fascios islamistas que son amigos de los Borbones y del gobierno del progrerío español, que pagan sobornos en los parlamentos europeos y que compran armas para asesinar a los pueblos que invaden, estos que violan a las mujeres saharauis  en manadas... estos no son nombrados por las injusticias sobre  las mujeres,

Pero como el montaje de  la primavera de los pueblos que no es ni más  ni menos que la injerencia de la CIA y el apoyo de Occidente para derrocar los sistemas de gobiernos que no les interesan, igualmente  está desarrollando en Irán otra primavera pero de mujeres, tratando de dividir y crear conflictos, porque los Iraníes son el grano en el culo, junto con Rusia y China, de los imperialistas yanquis y sus esbirros europeos. 

Por supuesto que queremos que el gobierno islamista y fascista de Iran sea derrocado por su pueblo, que sufre la represión, tanto hombre como mujeres que se llevan la peor parte, pero que no sean los intereses de los injerencistas, que no les preocupa para nada las mujeres, sino sus propios intereses y por tanto, les viene de maravilla los problemas internos de los países para meter el hocico y las pezuñas. Si no, miren lo que hay con la guerra de Ucrania, diseñada por los foráneos.

Cuidadito, compañeras  feministas y luchadoras, con apoyar ciegamente las supuestas reivindicaciones de las mujeres iraníes, porque habrá de todo: las pobres que se quieren liberar del yugo de la explotación y la represión y las hay que no les importa qué gobierno títere quieren implantar los interese foráneos, burguesas e interesadas las hay en todos lados.

Tenemos el vivo ejemplo de  miles de feministas y de las que se dicen de izquierdas, que  aplaudieron el asesinato de Gadafi por que se les antojó que era un dictador, sin percatarse de que los dictadores son el imperialismo y su propaganda. Les dio igual.

 El patriarcado no es un caso aislado, ni se da solamente en un país que reprima más que otro. A  los patriarcados con la máscara democrática  hay que denunciarlos.

Desde luego que no queremos que ni a ricas ni a pobres se les reprima por ser mujeres, y exigimos que no sean tratadas como deficientes metales. El respetito y la igualdad es lo primero. Sin embargo, también las hay que forman parte de las clases pudientes  y no les importa  que su país sea apoyado por  el enemigo, que implanten gobiernos  títeres y que viva la democracia burguesa occidental sin  igual.

Para este viaje no se necesitan alforjas.

Por tanto nos cuestionamos: ¿quien nos defenderán de nuestros defensores?

No a los regímenes que aplastan a las mujeres, ni los enmascarados ni los desenmascarados. Fuera el patriarcado de todos lados.

* En La casa de mi tía por gentileza de Maribel Santana 

MARIBEL SANTANA
MARIBEL SANTANA


 

 

 

mancheta dic 22