Buscar
jueves, 02 de febrero de 2023 11:53h.

Antonio González Viéitez “La unidad de la izquierda es una materia estratégica y clave porque no debemos perder de vista que nos está gobernando la extrema derecha”


"Desde la llegada al poder de Rajoy, su gobierno ha puesto en marcha planteamientos fascistas que la mayoría de la sociedad no pensó nunca que se volverían ni siquiera a plantearse"

Nota de Chema Tante: 
Exhorto con fervor a leer y escuchar el audio de esta alocución de Antonio González Vieítez en SAN BORONDÓN. Toda la gente de izquierda tiene que entender que nos encontramos en una situación de altísima gravedad y suma urgencia. No es momento para actitudes testimoniales o de reivindicación teórica. Es imprescindible formar el bloque que sugiere Antonio. Un programa de mínimos y más nada.

SB-Noticias.- El economista Antonio González Viéitez, profesor de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, dijo en el programa La Trapera de Radio San Borondón que conseguir de una vez la tan ansiada unidad de las fuerzas políticas, sindicales y sociales del ámbito de la izquierda resulta una prioridad estratégica y clave para el futuro de nuestras sociedad porque es la única forma de enfrentar a una derecha radical que gobierna a golpe de destrucción de derechos.

 González Viéitez afirma que ya no se trata de que gobierna la derecha, porque realmente quien nos está gobernando es la extrema derecha, “nos están gobernando los ultras del tea party”, porque basta con analizar cuáles son sus pretensiones para concluir de este modo, como se puede comprobar en su modelo de orden público basado en la opresión al pueblo o en el modelo educativo segregador y elitista que quieren imponer. 

En este sentido, dijo que en estos días estamos viendo con total claridad la idea que tiene este gobierno ultraconservador de orden público, cuando han criminalizado a las personas que se han manifestado contra los recortes, especialmente cuando han tratado de llevar a la Audiencia Nacional a un señor que estaba en Atocha y que había sido reventado por los policías en la Estación. Pero lo vemos también con una reforma educativa ideada por el Opus Dei, como igualmente con el trato que se da al colectivo inmigrante al que han dejado fuera de la cobertura sanitaria, una reforma en Justicia que acaba con los derechos de la mujer al aborto gratuito y universal, sin dejar de tener en cuenta la política cultural, la Ley de Costas y así un largo etcétera, hasta el punto de considerar que en la totalidad de los aspectos aparecen unos planteamientos fascistas que la mayoría de la sociedad no pensó nunca que se volverían a poner en práctica después lo ocurrido décadas atrás en España.

El prestigioso economista asegura que es en este escenario en el que el conjunto de la sociedad y las organizaciones alternativas tienen que saber realmente en dónde nos encontramos, quiénes nos gobiernan realmente y qué ideología política es la que está prevaleciendo. En este sentido, indica que cuando Europa empieza a plantear soluciones al problema económico continental no le pareció suficiente contar con el BCE, sino que decidieron ponerse en manos del FMI cuando no pinta nada en este problema, porque además con las medidas exigidas no solo no se ha mejorado la situación, que ha empeorado hasta llevar a países como España al abismo.

“Aprovechando la crisis, que es económica, pero también a todos los niveles de la dimensión humana, y ocultando a los verdaderos responsables, que no son otros que los grandes poderes financieros internacionales, el gobierno está desmantelando el sistema de bienestar” sostuvo Antonio González Viéitez, quien entiende que en estos momentos es importantísimo reflexionar sobre el hecho de que no solo están atacando a la clase obrera, sino que lo están haciendo sobre la totalidad de la sociedad española, griega, irlandesa y portuguesa hasta el punto de situarnos al borde de la capacidad de aguantar.

Para el prestigioso intelectual canario, es este ataque al conjunto de la sociedad lo que personalmente le aporta un juicio sobre un elemento que considera por tanto totalmente estratégico, como es el ser capaces de formular y crear una estrategia de cambio que no solo englobe a las izquierdas, sino que también incluya a las clases trabajadoras y a las clases medias, golpeadas y pisoteadas que en estos momentos se han colocado en la anti-política.

Hablamos por tanto de una unidad que englobe a fuerzas políticas de izquierdas, organizaciones sindicales de clase y movimientos sociales a través de la cual se confeccione un programa de rescate social sostenible, porque ahora ya no debemos pensar en que se tiene que rescatar a los bancos, sino hacerlo al conjunto de la sociedad, para lo cual se debe tirar abajo el sistema financiero mundial que nos ha colocado en esta situación. 

Otro de los grandes logros de esta derecha ultra es la desmovilización ciudadana y el haber logrado que cale en la sociedad la anti-política, porque con ello la política ya no es elemento que aglutine, sino la desafección hacia la política por parte del pueblo, “un elemento terriblemente peligroso para el sistema democrático”, dijo.