Buscar
jueves, 08 de junio de 2023 00:00h.

Clavijo, en su perpetuo error, propone dedicar el dinero a políticas activas de empleo - por Chema Tante

"Clavijo propone que el dinero del Impuesto sobre el Tráfico de Empresas se destine a crear empleo". El drama de Canarias, es que, además de  los sufrimientos generados por la estolidez y la maldad congénitas al gobierno del estado, tiene que soportar a una gente que ocupa la presidencia del gobierno canario sin la adecuada preparación, como fue el caso de Paulino, o con una formación distorsionada, como ocurrió con el desaparecido Adán o como ocurre con el genuflexo Clavijo.

Clavijo, en su perpetuo error, propone dedicar el dinero a políticas activas de empleo - por Chema Tante

"Clavijo propone que el dinero del Impuesto sobre el Tráfico de Empresas se destine a crear empleo". El drama de Canarias, es que, además de  los sufrimientos generados por la estolidez y la maldad congénitas al gobierno del estado, tiene que soportar a una gente que ocupa la presidencia del gobierno canario sin la adecuada preparación, como fue el caso de Paulino, o con una formación distorsionada, como ocurrió con el desaparecido Adán o como ocurre con el genuflexo Clavijo.

Adán adolecía del mal tecnócrata, que solamente atiende a la confección de los proyectos, sin preocuparse de los resultados. Y el geniuflexo Clavijo es un ecpnomista neoliberal, que considera que, simplemente con favorecer a las empresas, se conseguirá la redistribución de la riqueza y la generación de empleo.

Cuando el genuflexo Clavijo habla de "políticas activas de empleo", se refiere a aumentar las exoneraciones de seguridad social y demás beneficios a las empresas. De esta manera, los cacareados 193 millones que se ahorrará el gobierno que tan disparatadamente preside el genuflexo, irán directamente a las cuentas de resultado de unas empresas que, de todas maneras, hubieran empleado al personal de cuya contratación se favorecen. Porque, hay que decírselo una y otra vez a Clavijo, a ver si entre genuflexión y genuflexión se entera, las empresas no aumentan sus plantillas porque le resulte más barato hacerlo, sino porque tienen actividad rentable en qué ocupar a las personas.

De esta manera, para que esos dichosos millones -que tampoco son tantos, por la magnitud del problema, pero algunos son- tengan algún efecto beneficioso sobre el empleo en Canarias, deben dirigirse a la inversión pública generadora de riqueza pero, sobre todo, animadora de la economía. Y, un asesoramiento por el que no le cobro nada al genuflexo, la inversión prioritaria está en las renovables y en el sector primario. 

Un sector primario, por cierto, al que le vendría muy bien que la empresa GMR actuara de acuerdo con su misión; presionar en el mercado de distribución de alimentos, para apuntalar la producción canaria. 

Por ahí deberían canalizarse esas perras, que, con los planes del genuflexo Clavijo, terminarán por difuminarse, como gotas de agua limpia en un estanque podrido.

 

Las paridas sobre el tema en el Parlamento, ofrecidas por SAN BORONDÓN