Buscar
viernes, 27 de enero de 2023 00:00h.

Corrupción manifiesta: Estados Unidos se entrometió en las elecciones de Ecuador, utilizando a Julian Assange como moneda de cambio - por Ben Norton

 

fr b n

Federico Aguilera Klink recomienda esta revelación de Ben Norton. Y yo, Chema Tante, agrego que, siguiendo el hilo de lo que cuenta Norton está confirmado el origen de la revirada de Lenín Moreno

 

Corrupción manifiesta: Estados Unidos se entrometió en las elecciones de Ecuador, utilizando a Julian Assange como moneda de cambio - por Ben Norton, MULTIPOLARISTA

Un exministro de Ecuador, Carlos Pareja Yannuzzelli, testificó que el gobierno de Estados Unidos conspiró con un partido político de derecha para realizar una campaña de desinformación contra el movimiento izquierdista correísta, apoyando a un banquero millonario (Guillermo Lasso, presidente actual) en las elecciones presidenciales, a cambio de entregar al periodista Julian Assange, quien tenía asilo en la Embajada de Ecuador en Londres 

 

Ecuador EE.UU. intromisión electoral Correa Lasso Capaya Assange

El expresidente de Ecuador Rafael Correa, el periodista Julian Assange, el exministro de energía Carlos Pareja Yannuzzelli y el actual presidente Guillermo Lasso (de izquierda a derecha)

El exministro de Energía de Ecuador testificó que el gobierno de Estados Unidos conspiró con un partido político de derecha para realizar una campaña de desinformación contra el movimiento izquierdista correísta del expresidente Rafael Correa.

Dijo que “agentes federales” estadounidenses se comprometieron a ayudar a “influir” en las elecciones presidenciales de 2017 y apoyar la candidatura del banquero conservador millonario Guillermo Lasso a cambio de la promesa de entregar al periodista Julian Assange, a quien Correa le había dado asilo y estaba estancado. viviendo durante años en la embajada de Ecuador en Londres.

El exministro de Energía, Carlos Pareja Yannuzzelli, había huido de una investigación por corrupción en Ecuador y vivía prófugo de la justicia en los Estados Unidos a finales de 2016 cuando le ofrecieron grandes sumas de dinero y protección del gobierno estadounidense a cambio de leer un documento cuidadosamente preparado. “guión” que hacía falsas acusaciones de corrupción contra Correa y su vicepresidente Jorge Glas, quien luego fue encarcelado por cargos muy dudosos.

Pareja testificó que los agentes federales también lo obligaron a hacer acusaciones falsas contra un ciudadano estadounidense, para que pudieran justificar su participación en el caso ecuatoriano. Esto llevó al ciudadano estadounidense a ser arrestado y encarcelado durante tres años y medio.

Lasso terminó perdiendo las elecciones de 2017 (antes de ganar las elecciones de 2021), pero su oponente victorioso, Lenín Moreno, más tarde traicionó a Assange de todos modos, permitiendo que las autoridades británicas allanaran la embajada, encarcelaran al periodista de WikiLeaks y prepararan su extradición a la Estados Unidos.

Carlos Pareja YannuzzelliEcuador

El exministro de Energía de Ecuador, Carlos Pareja Yannuzzelli, en 2016

La revelación de este extraordinario ejemplo de la intromisión de Washington en las elecciones de otro país provino de uno de los altos funcionarios de la industria petrolera de Ecuador.

Carlos Pareja Yannuzzelli se había desempeñado como director de la empresa petrolera estatal Petroecuador y luego se convirtió en ministro de Hidrocarburos de Correa.

En 2016, Pareja fue mencionado en la filtración de cuentas bancarias en el extranjero de los Papeles de Panamá, y se vio obligado a renunciar como ministro de Energía. En 2017, fue sentenciado a varios años de prisión por cargos de que usó su posición en la industria petrolera estatal para enriquecerse a sí mismo y a sus amigos.

El nombre de Carlos Pareja Yannuzzelli se ha convertido prácticamente en sinónimo de corrupción en el Ecuador, tanto que comúnmente se le conoce como “Capaya” (abreviatura de su nombre).

El 9 de noviembre de 2022, Correa publicó en Twitter un testimonio escrito que Pareja había brindado desde la prisión en mayo de 2019. La declaración jurada, que está firmada por Pareja e incluye su huella dactilar, expone el escandaloso complot respaldado por el gobierno de EE. UU. para entrometerse en las elecciones presidenciales de Ecuador de 2017. elecciones para hacer daño a la izquierda.

 

Político ecuatoriano de derecha vinculado a la inteligencia de EE. UU. utiliza activo corrupto de EE. UU. para acusar a Correa de corrupción

Rafael Correa compartió el escandaloso testimonio de 2019 en respuesta a las acusaciones de corrupción sin pruebas que hizo Pareja Yannuzzelli contra el expresidente en una audiencia politizada organizada por el comité de auditoría de la Asamblea Nacional el 9 de noviembre de 2022.

Este comité está dirigido por Fernando Villavicencio, un notorio agente político ecuatoriano de derecha que está estrechamente vinculado a las agencias de inteligencia estadounidenses.

Hoy, Villavicencio es miembro de la Asamblea Nacional, pero primero se dio a conocer como un activista opositor de alto perfil durante los dos mandatos presidenciales de Correa, de 2007 a 2017.

Villavicencio fue una figura clave en la campaña de lawfare (guerra judicial) contra Correa. Dirigió un medio de comunicación viciosamente anticorreísta que, con fondos del gobierno de los EE. UU., difundió constantemente rumores de corrupción sobre el presidente de izquierda.

En 2010, Villavicencio incluso jugó un papel importante en un fallido intento de golpe de Estado contra Correa .

Villavicencio disfrutó de un breve momento en el centro de atención en 2018, cuando colaboró ​​​​con el periódico británico The Guardian en la coautoría de un artículo de desprestigio muy dudoso contra Julian Assange.

WikiLeaks insistió rotundamente en que el artículo era falso y creó un fondo legal para demandar a The Guardian.

En el tuit a continuación, Villavicencio (a la derecha, con los anteojos) se jacta de haber trabajado con los reporteros de The Guardian Luke Harding y Dan Collins en la supuesta historia falsa:

 

Al compartir la declaración jurada incriminatoria de Pareja de 2019 en Twitter, Correa estaba destacando la mano de Villavicencio detrás de la audiencia del 9 de noviembre de 2022, que claramente tenía como objetivo demonizar al expresidente de izquierda y menospreciar al correísmo, que sigue siendo el movimiento político más popular en Ecuador.

Exministro de Energía de Ecuador detalla campaña respaldada por EE.UU. para ayudar a la derecha en las elecciones de 2017

La devastadora declaración jurada de mayo de 2019 demuestra que Carlos Pareja Yannuzzelli (Capaya), quien aún está en prisión por cargos de corrupción, es un pistolero a sueldo que felizmente difundirá afirmaciones falsas para socavar el correísmo.

Capaya se convirtió en un nombre familiar en Ecuador en 2016, cuando se desempeñaba como ministro de Hidrocarburos. En abril de ese año, medios de comunicación internacionales publicaron los Papeles de Panamá, una filtración masiva de información sobre cuentas bancarias en el extranjero.

El nombre de Pareja Yannuzzelli apareció en los Papeles de Panamá, desatando un escándalo en Ecuador. Correa todavía era presidente en ese momento y, en mayo, Capaya se vio obligado a renunciar y fue reemplazado  por un nuevo ministro de Energía.

El gobierno de Correa inmediatamente comenzó a investigar la red de corrupción de Capaya y descubrió que su familia había escondido millones de dólares en cuentas bancarias en Panamá.

Sin embargo, mientras estaba siendo investigado, Capaya logró huir de Ecuador en septiembre.

Capaya abrió su testimonio señalando que, para diciembre de 2016, “estaba en Estados Unidos en una situación complicada”.

Mientras estaba en Miami, Florida, el prófugo ecuatoriano de la justicia fue contactado por César Monge Ortega, presidente del partido político de derecha CREO.

El actual presidente de Ecuador, el conservador banquero multimillonario Guillermo Lasso, es líder de CREO. Monge era uno de los aliados más cercanos de Lasso, referido en los medios ecuatorianos como “ la mano derecha de Guillermo Lasso ”. Se desempeñó como ministro de gobierno del presidente hasta que Monge murió de cáncer en julio de 2021.

César Monge Ortega Lasso CREO Ecuador

El ministro de Gobierno de Ecuador y exlíder de CREO, César Monge Ortega, poco antes de su muerte en mayo de 2021

En 2016, Monge le pidió a Capaya que se uniera a una campaña de desprestigio contra el candidato presidencial que representaría al partido de izquierda Alianza País en las próximas elecciones de 2017, el exvicepresidente de Correa, Lenín Moreno.

“Me ofreció una importante suma de dinero y protección federal norteamericana”, escribió Capaya.

En ese momento se asumía ampliamente, incluso por el propio Correa, que Moreno continuaría con su programa político socialista.

Moreno hizo una campaña presidencial de izquierda, pero después de asumir el cargo, dio un giro político de 180. Moreno giró fuertemente hacia la derecha, reprimiendo, encarcelando y exiliando a los políticos correístas.

También apuñaló a Julian Assange por la espalda, revirtiendo la promesa de Correa de proteger al editor de WikiLeaks y renunciando a la ciudadanía ecuatoriana que se le había otorgado al periodista. Para arrestar a Assange, Moreno incluso permitió que las autoridades británicas violaran la soberanía de su propio país al asaltar la embajada, que constituye territorio ecuatoriano según la Convención de Viena en el derecho internacional.

Políticos correístas han alegado que Moreno fue sobornado y/o chantajeado por el gobierno de EE. UU., ya que cumplió obedientemente con todos los objetivos de política exterior de Washington, colaborando estrechamente con la administración de Donald Trump, sacando a Ecuador de la Alianza Bolivariana (ALBA) y la Unión del Sur. Naciones Americanas (UNASUR), e incluso reconocer al líder golpista designado por Estados Unidos , Juan Guaidó , en Venezuela.

 

Pocas personas habrían esperado durante las elecciones presidenciales de Ecuador en 2017 que Moreno continuaría gobernando de esta manera. A la oposición derechista del país le preocupaba que Lenín Moreno (quien, después de todo, lleva el nombre del revolucionario ruso) continuara con el programa izquierdista de Correa.

Entonces, en diciembre de 2016, César Monge Ortega, el líder del partido CREO de derecha de Lasso, intentó reclutar a Carlos Pareja Yannuzzelli (Capaya) para la campaña de desinformación contra Correa, Moreno y su partido Alianza País.

Capaya escribió en su testimonio de 2019 que inicialmente rechazó la oferta, pero que Monge fue persistente.

“Monge me insistió en que podía contactar a los agentes federales norteamericanos que estaban trabajando con CREO durante mucho tiempo y que me brindarían protección y estabilidad en los Estados Unidos”, dijo Capaya.

“Me aseguró que el Partido Demócrata Estadounidense se comprometió a respaldar la candidatura presidencial de Lasso a cambio de Julian Assange, para exponer su vínculo con el actual presidente de Estados Unidos”, continuó Capaya.

Este comentario sugiere que los líderes del Partido Demócrata estaban convencidos de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, estaba relacionado de alguna manera con Assange, una teoría de conspiración sin fundamento alimentada por el informe extremadamente cuestionable de Fernando Villavicencio en The Guardian.

Capaya continuó: “Finalmente, un día Monge me visitó con agentes federales [estadounidenses] y juntos me garantizaron protección en Estados Unidos a cambio de mi participación en la campaña de desprestigio contra Alianza País para influir en las elecciones presidenciales de Ecuador en 2017.”

Guillermo Lasso presidente de Ecuador

El actual presidente de Ecuador, Guillermo Lasso

Capaya dijo que, luego de esta reunión personal con los agentes federales estadounidenses, aceptó su oferta.

Su papel era hacer acusaciones descabelladas contra Correa (quien todavía era presidente en ese momento), su gobierno y su partido.

“Me dieron un guión creado y preparado por Fernando Villavicencio, quien según Monge había sido contratado por el partido CREO”, dijo Capaya.

Continuó: “Me dijeron que para que hubiera un acuerdo tenía que seguir el guión al pie de la letra. Para ello, nos reunimos varias veces en Miami entre diciembre de 2016 y enero de 2017. Posteriormente estos videos se hicieron públicos. en las redes sociales después de febrero de 2017”.

Capaya subrayó que “gran parte del guión” estuvo dedicado a acusar de corrupción a Correa y a su otro vicepresidente, Jorge Glas.

“Me hicieron nombrar a terceros que no conozco”, recordó Capaya. Escribió que los “agentes federales” estadounidenses lo presionaron fuertemente para que nombrara a personas como Frank Roberto Chatburn Ripalda, un asesor financiero radicado en Miami con doble ciudadanía estadounidense y ecuatoriana.

“A pesar de que les dije en más de una ocasión que nunca tuve ninguna relación con él y que no estaba siendo investigado ni procesado en Ecuador, me dijeron expresamente que para que hubiera un acuerdo se requería mencionar a Chatburn. , porque tenía nacionalidad estadounidense y con eso los agentes federales podían justificar su participación e iniciar acciones en su contra en Estados Unidos”, dijo Capaya.

Posteriormente, el Departamento de Justicia de EE. UU. acusó a Chatburn de lavado de dinero y lo encarceló durante tres años y medio.

Chatburn no fue el único que acabó quemado por Washington.

Capaya concluyó su testimonio lamentando que Monge, su partido CREO y los agentes federales estadounidenses lo abandonaron después cuando Moreno ganó las elecciones presidenciales.

No cumplieron con su parte de la promesa. Capaya fue luego capturado en Ecuador y puesto tras las rejas, donde permanece hoy.

Funcionario ecuatoriano corrupto conspiró con oligarcas radicados en Miami que robaron millones a su pueblo

Sin embargo, el escándalo es aún más profundo. Monge no era la única figura de la oposición de derecha con la que Capaya estaba conspirando.

Como prófugo de la justicia que vivía en Miami a fines de 2016 y principios de 2017, Capaya también se reunió con banqueros multimillonarios de derecha de la notoria familia Isaías de Ecuador .

Los hermanos Isaías, William y Roberto, son oligarcas ferozmente anti-Correa que huyeron de su país de origen y se mudaron a los Estados Unidos, con millones de dólares del dinero robado, durante la crisis económica de Ecuador de 1998 y 1999.

Esta crisis masiva, conocida como el infame “feriado bancario”, llevó a la bancarrota a millones de ecuatorianos de clase trabajadora, agotando sus ahorros al devaluar la moneda nacional, el sucre, con una hiperinflación desbocada.

El banquero que ayudó a causar este colapso había sido conocido cariñosamente como el “superministro de economía” de Ecuador y había sido elogiado por la prensa financiera internacional: nada menos que Guillermo Lasso, un Chicago Boy neoliberal ardiente que ahora se desempeña como presidente.

Lasso y sus amigos banqueros, que tenían su riqueza ilícita en dólares, se hicieron millonarios gracias al feriado bancario. Mientras tanto, el sucre perdió tanto valor que Ecuador renunció a su soberanía monetaria y adoptó el dólar estadounidense como moneda oficial. Este sigue siendo el caso hoy.

Desde Miami, los hermanos Isaías también han utilizado su dinero robado para financiar campañas de políticos estadounidenses, tanto republicanos como demócratas, incluidos los senadores Marco Rubio y Bob Menéndez, la congresista Ileana Ros-Lehtinen e incluso el expresidente Barack Obama.

* Gracias a Ben Norton y a su MULTIPOLARISTA y a la colaboración de Federico Aguilera Klink

https://multipolarista.com/2022/11/11/capaya-us-meddled-ecuador-election-assange/

BEN NORTON
MULTIPOLARISTA
MANCHETA AGOSTO 22