Buscar
lunes, 22 de julio de 2024 10:24h.

Decir que la democracia está en peligro en Estados Unidos es como decir que las playas están en peligro en Wyoming - por Caitlin Johnstone

FR C JH

Federico Aguilera Klink señala este valioso -otra vez- análisis de la gran Catalina. Y yo, Chema Tante, me debato en la impotencia de conseguir que estas cosas que escribe la enorme australiana fueran más atendidas en en el estado español y en Europa. Catalaina vuelve a hablar de USA, pero lo que dice es aplicable milimétricamente al estado español. Cambien demócratas y republicanos por PsoE y PP y verán que es así. Y todo esto conduce a una reflexión filosófica. Hay que agradecer, sin duda, a las maravillas de internet que podamos conocer a gente como Catalina, y tanta más... sin embargo, resulta curioso comprobar que personas de extracción, cultura y formación tan distintas podamos llegar a un pensamiento tan parecido. Porque, desde luego, en lo que toca a ideas, me siento hermano, humildemente, de la gran Catalina.

Decir que la democracia está en peligro en Estados Unidos es como decir que las playas están en peligro en Wyoming

Caitlin Johnstone

 

Escuche la lectura de este artículo (en inglés por Tim Foley) :

 

Los liberales suelen decir que eres privilegiado si no te importa quién gane las elecciones estadounidenses.

En realidad, eres privilegiado si te importa. ¿Crees que a la gente de Gaza le importa un carajo si Biden o Trump los están genociendo? ¿Crees que el imperio estadounidense será menos asesino y tiránico con un (D) o un (R) al mando?

Decir que la democracia está en peligro en Estados Unidos es como decir que las propiedades frente al mar están en peligro en Wyoming. Su país está dirigido por unos pocos multimillonarios y agencias gubernamentales. No tienen un voto real, e incluso si lo tuvieran, todos están siendo objeto de propaganda de todos modos. No es algo real.

En realidad, es bastante desagradable vivir en el núcleo imperial y, sin embargo, gastar la mayor parte de la energía política obsesionándose con una carrera presidencial cuyo resultado no tendrá ningún efecto sobre la violencia y la tiranía de la maquinaria de guerra imperial en el extranjero. Concéntrese en oponerse al propio imperio.

La “política exterior” se considera sólo uno de los muchos temas de la política del núcleo imperial, pero en realidad es casi la totalidad de los temas. La abrumadora mayoría de los abusos del imperio ocurren fuera de las fronteras de Estados Unidos y sus pálidos aliados.

Tenga en cuenta la fecha del tuit que aparece a continuación. La gente normal ya hablaba de esta mierda hace cinco años.

 

 

https://x.com/caitoz/status/1173411445771358208

Israel ha aprobado la mayor confiscación de tierras en la Cisjordania ocupada en más de tres décadas, según el grupo activista Paz Ahora. 

Una de las líderes del movimiento de asentamientos de Israel, Daniella Weiss, explicó el impulso para expandir los asentamientos en Cisjordania con un lenguaje notablemente franco durante una entrevista con The New Yorker en noviembre:

“En Israel hay mucho apoyo a los asentamientos, y por eso ha habido gobiernos de derecha durante tantos años. El mundo, especialmente Estados Unidos, cree que existe la opción de un Estado palestino y, si seguimos construyendo comunidades, entonces bloquearemos la opción de un Estado palestino. Queremos cerrar la opción de un Estado palestino y el mundo quiere dejarla abierta. Es algo muy sencillo de entender”.

Ese párrafo en particular te enseñará más sobre las realidades actuales de Israel y Palestina que todo un año viendo la CNN. Es horrible y resulta chocante oírlo expresado en voz alta de forma favorable... pero es verdad.

La “solución de dos Estados” de la que hablan los liberales occidentales es una mentira absoluta. No habrá una solución de dos Estados mientras la entidad conocida como Israel siga existiendo como lo hace. Hasta que no se lleve a cabo una revisión completa de todo lo que es y ha sido la entidad sionista, decir que se apoya un Estado palestino no es una “solución” mayor que decir que los palestinos pueden tener alas y volar a Narnia.

Los principales argumentos para apoyar a los demócratas en estos días giran en torno a fingir con todas nuestras fuerzas que la tiranía capitalista, belicista y ecocida del liberalismo dominante es significativamente diferente de la tiranía capitalista, belicista y ecocida del trumpismo.

Ser demócrata [USA] en 2024 es pasar la mitad del tiempo rezando para que noviembre llegue antes de que Israel inicie una guerra a gran escala con el Líbano, y la otra mitad rezando para que noviembre llegue antes de que el cerebro de tu presidente empiece a gotear visiblemente por sus orejas.

El argumento político central de los llamados “moderados” es que podemos resolver nuestros problemas trabajando en colaboración con las grandes corporaciones, los bancos y los intereses imperialistas que están causando todos nuestros problemas.

Pensemos en la forma frenética y maníaca en que los políticos, expertos y celebridades occidentales se centraron en los informes no confirmados de violaciones del 7 de octubre, y su total falta de interés en todos los informes que han estado saliendo sobre Israel utilizando la violación como instrumento de tortura.

¿A qué se debe esta discrepancia? ¿Se trata simplemente de un sesgo político o de algo más feo? ¿Acaso los apologistas de Israel se centran en un conjunto de acusaciones de violación con una intensidad tan estrafalaria porque saben que resuena con generaciones de paranoias supersticiosas en las sociedades blancas sobre hombres de piel oscura que quieren violar a mujeres blancas? ¿Acaso apela a nociones profundamente racistas y xenófobas de que los extranjeros de piel oscura van a venir a sus ciudades y van a empezar a violar a sus mujeres si no se las controla o se las extermina?

La histeria farfullante y estridente que los apologistas de Israel han demostrado ante una serie de acusaciones de violación, mientras ignoran otras mucho más fundamentadas perpetradas por Israel, sugiere que hay mucho más en juego, además de que una narrativa es más favorable a un bando que a otro. Señala que hay algo profundamente malsano que se esconde justo debajo de la superficie de nuestra sociedad, y el hecho de que los partidarios de Israel lo estén inflamando y explotando deliberadamente muestra lo profundamente depravadas que son estas personas.

 

https://www.caitlinjohnst.one/p/saying-democracy-is-in-jeopardy-in

CAITLIN JOHNSTONE * Gracias a Caitlin Jonhstone y a la colaboración de Federico Aguilera Klink  En La casa de mi tía con autorización
 * Gracias a Caitlin Jonhstone y a la colaboración de Federico Aguilera Klink
En La casa de mi tía con autorización