Buscar
jueves, 09 de febrero de 2023 00:16h.

Nuestro símbolo en las instituciones y la intolerancia española, Pedro Delgado

En SIETE SITIOS, Pedro Delgado comenta la gratificante anécdota protagonizada por el ayuntamiento de Arrecife y el Cabildo conejero que, alentados por la Coordinadora 22 de octubre han tenido la buena idea -que ojala se mantuviera- de izar en los respectivos mástiles institucionales la auténtica bandera nacional canaria. La que enarbolamos con cariño quienes sentimos de verdad la identidad canaria. La bandera estrellada, no esa cosa alejada del pueblo con el escudo de los perros, o esa aberración de las franjas horizontales que colocan muchos alcaldes ignorantes en las fiestas de sus pueblos o, como hace Paulino, el recientemente ardoroso nacionalista soberanista, en la cabecera de su blog:

Dice Pedro Delgado que "El 22 de octubre del 2014 la bandera de todos los canarios cumplió su medio de siglo de vida. No obstante, a pesar de su recorrido histórico, arraigo popular, e incluso más de veinte años de gobierno autodenominado ‘nacionalista canario’, nuestro principal símbolo de identidad como pueblo continúa excluido de las instituciones."

Y, agrego yo, este significativo detalle demuestra el enorme alejamiento de la gente que se supone representa al pueblo, pero no sabe reconocer ni respetar la voluntad popular. No se enteran, quienes dirigen las instituciones, merced a una normativa electoral antidemocrática de cual es la bandera que enarbolamos las gentes canarias cuando queremos expresarnos, en política, en deporte, en cultura, cuando presentamos nuestras quejas sociales o en nuestros tenderetes.

http://www.sietesitios.info/2014/10/arrecife-rinde-homenaje-la-bandera.html