Buscar
viernes, 27 de enero de 2023 00:00h.

Urge un movimiento antimilitarista a nivel mundial

El ¡Que vienen los rusos! de un Gladio que nunca se desmanteló - por Nazanin Armanian

 

f armanian

El ¡Que vienen los rusos! de un Gladio que nunca se desmanteló - por Nazanin Armanian *

 

Mientras el gobierno de EEUU no presenta ninguna prueba de la “inminente” invasión de Rusia a Ucrania” (tampoco lo hizo sobre la tenencia de las armas de destrucción masiva de Sadam Husein,  la presencia de Ben Laden en Afganistán, la “masacre” de Gadafi en Libia, etc.), la guerra psicológica lanzada por la OTAN contra Rusia está provocando un estado de terror de grandes dimensiones entre la población ucraniana y en el mundo entero.

“Estrategia de tensión” ha sido el centro de las políticas de los gobernantes en Occidente para la manipulación y el control de la opinión pública: una combinación de desinformación, propaganda, e incluso recurrir a acciones terroristas de bandera falsa, con el principal objetivo de impedir gobiernos progresistas en los países aliados de la OTAN, para “salvar al occidente del comunismo” aunque sus ciudadanos optaran por estas formaciones en unas elecciones libres.  Lo dice no la “teoría conspirativa” sino el Parlamento Europeo: EEUU hacía de bombero pirómano, provocando caos y matanzas civiles con el fin de limitar los derechos y libertades sindicales, políticas, y sociales “por nuestra seguridad”.

No queremos recordar la historia “pasada” sino dar sentido a lo que está sucediendo desde hace décadas en diferentes puntos estratégicos del mundo, en forma de atentados de bandera falsa promovidos por los servicios de inteligencia occidentales, por ejemplo, el atentado de Paris de 2015, para el que no hubo una explicación mínimamente lógica.

En 1990, el entonces primer ministro italiano Giulio Andreotti reconocía, lo que era el secreto a voces: que los atentados que estaban sucediendo en el suelo europeo desde hacía décadas, eran obras de Gladio, nombre de la espada corta de los legionarios romanos dado al conjunto de organizaciones terroristas creadas por la CIA y el MI6 patrocinadas por la OTAN para cometer atentados contra civiles, culpando a las fuerzas de izquierda. El político italiano, próximo a la mafia, en 1974 negó este vínculo entre los estados europeos y actos terroristas cuando era ministro de Defensa: Mentir a los ciudadanos es parte de mopdus operandi de gobernantes de esta clase.

Fue por el trabajo incansable del juez Guido Salvini, que investigaba la serie de masacres sucedidas en Italia, cuando  descubrió a varias organizaciones terroristas de extrema derecha que trabajaban como un ejército secreto para la CIA cometiendo atrocidades contra la población civil, para culpar a las fuerzas marxistas y anarquistas.

En unos 300 folios, el parlamento italiano publicó en 2000 un informe que acusa directamente a la CIA y sus “ejército de mercenarios” los terribles atentados que sucedían desde el fin de la Segunda Guerra Mundial en numerosos países de la órbita occidental. Se les llamó “Red Stund Buy” (“Resistencia nazi a la supuesta invasión soviética). Obviamente, los acuerdos de Yalta (1945) entre Stalin, Churchill y Roosevelt, ya habían repartido las zonas de influencia para cada potencia a nivel mundial y Moscú no tenía ningún plan para enfrentarse a una potencia tan inmoral que no dudó probar sus bombas nucleares sobre unos 300.000 civiles desarmados japoneses. Además, la Unión Soviética, destrozada por la guerra fascista, en la que perdió a 20 millones de sus ciudadanos, no estaba para invadir a ningún país. En cambio, lo que realmente, preocupaba a la OTAN era el aumento de la popularidad de las fuerzas de izquierda en el mundo y la posibilidad real que tenían en tomar el poder vía elecciones parlamentarias: Francia, Italia, Portugal, Grecia, Suecia, España, entre otros. Gladio iba a impedir la paz y el progreso a cualquier precio.

Objetivos de Gladio

La red terrorista, que es creada en 1956 por la CIA y MI6, con los agentes nazis y fascistas que iban a impedir el socialismo en Europa, masacrando a los ciudadanos, pretendía:

. Desestabilizar a determinados gobiernos europeos (francés, sueco, o el alemán) en beneficio de EEUU, para aumentar su influencia sobre el continente (recuerden quién apoyó el Brexit).

. Crear una Europa sumisa. Los socialistas como François Mitterrand (en Francia la red funcionaba bajo el Código Plan Bleu), Willy Brandt y Olof Plame se convirtieron en una barrera para el dominio total de EEUU sobre el continente.

. Propiciar la toma del poder por la extrema derecha. La mera sujeción del fascismo franquista tras la Segunda Guerra fue simplemente por su poderoso vertiente anticomunista.

. Justificar la permanencia de las tropas de EEUU en los países ocupados, como Italia, Japón y Alemania, porque “viene el Coco”. Miles de tropas de EEUU humillan con su presencia la soberanía de los aliados derrotados hace setenta años.

. Extender el miedo entre la población para que apoyasen la aprobación de leyes que restrinjan las libertades y derechos de los ciudadanos.

. Crear un caldo de cultivo en diferentes sociedades para implementar estado de emergencia, desmantelando la democracia.

. Impedir que los poderoso partidos comunistas -francés, italiano y portugués-, verdaderas alternativas y con posibilidades reales, ganasen las elecciones parlamentarias; todo el juego democrático”  no es más que una burla.

Y un dato: estas campañas anticomunistas no podían fructificar sin el apoyo inestimable del Vaticano, que volverá a renovar los de votos  la Santa Alianza en 1978 con Juan Pablo II, un Papa eslavo anti comunista y antirruso en la cima de la Santa Sede, con los ayatolas chiitas y los muftíes sunnitas, en los países fronteras de la Unión Soviética. (Libro recomendado: Operation Gladio: The imply alliance between the CIA, the Vatican, and the Mafia, Paul L. Williams.)

Tal es el desprecio hacia la vida de los propios ciudadanos europeos que en 1973, el general Gerardo Serravalle afirmaba que Gladio intentó provocar una guerra civil “para acabar con el Partido Comunista Italiano”.

Por su parte, la inteligencia británica lanzó la operación Projekt-26 y proporcionó entrenamiento en combate, comunicaciones y sabotaje a sus militantes para que se activa si la izquierda lograba una mayoría parlamentaria.

 

Modus operandi

 

La red y sus células disponían de depósito de armas, rutas de escape, boqueras para esconderse, y todo el apoyo que un estado puede prestar a sus gentes secretos, mientras cometen actos terroristas de falsa bandera, dejan pistas erróneas para entorpecer la investigación (recuerden los pasaportes “olvidados” de los supuestos terroristas marroquíes en la furgoneta en España)

 

Aquí la punta de iceberg de algunas atrocidades que cometieron y se conoce

1949, Irán: de las cinco balas disparadas contra el Sha, a una distancia de pocos metros, solo una roza su mejilla. Aunque el magnicidio es atribuido al grupo ultraderechista Fedaines Islámicos, el Sha persigue a las fuerzas marxistas, decenas de activistas ejecutados y el partido comunista Tudeh  sigue prohibido desde entonces.

En este mismo país, con un poderoso partido comunista,  la CIA y el MI6 organizan en 1953 un golpe de estado contra el gobierno del doctor Mossadegh bajo el nombre de “Ajax: Limpiar Irán de comunistas”: decenas de miles de marxista son asesinadas sin juicio y otros cientos llevaran décadas de la cárcel, y los que sobrevivieron fueron ejecutados por la extremaderecha islamista de Jomeini.

.12 de diciembre de 1969, Milan. Atentado en el banco de Piazza Fontana deja 17 muertos y 88 heridos en Milán. La policía culpa a los anarquistas y detiene a 400 de sus activistas. 20 años después, el gobierno revela que las bombas fueron colocadas por Gladio, cumpliendo órdenes de la OTAN. Sin embargo, acusaron al activista anarquista Giuseppe Pinelli, un trabajador ferroviario. de ser el autor de la masacre y mientras le interrogaban “se cayó” desde la ventana del cuarto piso de la comisaría de policía

. 1978, secuestran el primer ministro democristiano italiano Aldo Moro, ya 5 de sus empleados. Su delito: además de intentar crear un gobierno de coalición con el PCI, provocando disgusto en las filas de la OTAN y en EEU. En la década de 1990 la comisión del Senado que investigó la estructura Gladio sospechaba que la CIA, los servicios secretos italianos y la estructura Gladio podrían haber participado en el asesinato de Moro, ejecutado 55 días después del secuestro. Entre los imputados se encontraba nadie menos que Giulio Andreotti, declarado culpable en 2002 como el instigador de homicidio (aunque, obviamente, la familia luego le absolvió).

.1980, atentado en Oktoberfest,  Múnich: una bomba colocada en la entrada principal del festival Oktoberfest, acaba con la vida de 13 personas y hiere a 211.

. 2 de agosto de 1980: atentado en la estación de tren de Bolonia donde 85 personas murieron y 200 resultaron heridas. El gobierno lo atribuyó a las Brigadas Rojas. Quince años después, tuvo que señalar a Gladio como autor de la matanza. En marzo de 2004, el atentado se repite en Madrid, estación Atocha, en medio de la creciente oposición popular a la invasión de EEUU y la participación del gobierno derechista español en la agresión militar contra la nación iraquí: mueren 193 personas y 1800 más sufren heridas. Según un informe del Senado italiano entre 1969 y 1987, 481 personas fallecieron mientras que 1.181 fueron heridas debido a la violencia de los años de plomo de la Operación Gladio.

.  1982 y 1985 Mascre de Brabante, Bélgica. Asesinan a 28 civiles, e hieren a 40. El asesinato de una madre, con su hija de nueve años y su esposo conmueve especialmente el país.

. Entre 1982 y 1985, Bélgica: ola de atentados contra los civiles,   28 personas y 40 heridos, atribuida al grupo fascista de Células Comunistas Combatientes.

. 1983, Italia. Atentado con bombas en el tren Italicus, en ruta de Roma a Munich con 1.000 pasajeros. 12 personas fallecidas y 48 heridas. El resto del pasajero tuvo suerte porque una de las bombas no explotó. Esta misma línea ya había sido saboteada en 1974, dejando medio centenar de víctimas.

. 1986, asesinato de Olaf Palme, el primer ministro socialdemócrata de Suecia, por oponerse a la Guerra de Vietnam, mantener buenas relaciones con Fidel Castro y Salvador Allende y pretender formar un gobierno en coalición con el partido comunista.

. Turquía: con el objetivo de desmantelar el estado laico, y acabar con la poderosa izquierda turca y kurda del país, la CIA patrocina a los Lobos grises y también a la red del sacerdote islamista Fethullah Gulen. En este país empieza el “Gladio II”, financiado con el dinero de la droga opio y heroína (desde el Triángulo de Oro, -Laos, Birmania y Myanmar. El golpe de estado fallido del julio de 2016 llevaba el sello de e grupo criminal.

A finales de los ochenta, Gladio se disfrazó en Oriente próximo de la extremaderecha religiosa (sunnita, chiita, acatólica, etc.) para desafiar a las fuerzas progresistas en los países vecinos de la Unión Soviética, llevándolos literalmente a la Edad Media.  Lo confirmó el ex agente de Gladio Alberto Volo en 1991: la organización seguía activa. Lo intuíamos: ahora opera bajo los nombres de AL Qaeda. Estado Islámico, Isis, Buko Haram, Al Quds, Fatemiun, etc.

Hoy, el imperialismo estadounidense y sus socios europeos están llevando al mundo al precipicio de una III Guerra, confundiendo Rusia con Afganistán, y para ello no paran de recurrir a amenazas, mentiras, y falsedades sobre una invasión rusa, cuando hasta el presidente ucraniano Zelenski desestima la inminencia de una invasión y llama a la calma a la población en pánico.

Por si alguien pensó que aparcando el lema “OTAN no, bases fuera”, el mundo viviría en paz y felicidad. Urge un movimiento antimilitarista a nivel mundial, y Madrid, en vez de acoger a la organización militar más agresiva de la historia de la humanidad, debería albergar conversaciones de paz.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Nazanín Armanian

NAZANIN ARMANIAN RESEÑA

mancheta 40