Buscar
viernes, 19 de julio de 2024 09:35h.
institucional
Economía

“La reacción ante las manifestaciones de REBELIÓN CIENTÍFICA y otros colectivos es una muestra de violencia institucional” Manifiesto de apoyo a las y los ecologistas a quienes se ha acusado por la acción de desobediencia civil el 6 de abril de 2020

fr rc
Federico Aguilera Klink señala esta información y dice "Esta acusación a los miembros de Rebelión Científica, entiendo que equivale  prácticamente acusar de terrorismo a quien pide que se cumpla el artículo 45 de la Constitución ..." Y yo, Chema Tante, añado que resulta desesperante, primero, saber que estas calamidades a la mayoría de la gente les importan muy poco. Y, segundo. me pregunto si el o la fiscal que ha formulado tan brutal petición será de quienes se irritan cuando gritamos que el poder judicial -al menos en buena parte- está al servicio de los poderes económicos, esos que se benefician llevando a la Humanidad al Desastre Climático 
Firmas

Día internacional por los derechos de las trabajadoras sexuales: estigma e invisibilización institucional - por Aurora Báez Boza

 

fr a b b

Yo, Chema Tante, recomiendo este reportaje y digo lo que siempre he dicho respecto a la prostitución. Toda demanda de abolición que no se acompañe de demandas efectivas de creación de empleo, de la defensa de los derechos laborales y la protección contra el abuso y el apoyo a familias monoramentales, es un brindis al sol, que no pàsa del simbolismo. Nos guste o no, a mí no me gusta, la realidad es que la inmensa mayoría de trabajadoras sexuales lo son porque o no encuentran otro trabajo o han sufrido abusos. No se puede pedir a una trabajadora sexual que deje su oficio, para morirse de hambre o ir a correr de nuevo el riesgo de tener que prostuituirse en empresas, sometidas al chantaje de mandos y patronos. No es un fenómeno general, por supuesto, pero sí lo es frecuente, y es posible por la existencia de multitud de personas en paro, que permite la extorsión. Abolición, sí, cuando haya trabajo. Abolición, sí, pero respetando a las personas.