Buscar
viernes, 01 de marzo de 2024 00:00h.
vallina
Economía

La reintroducción del paisano - por Jaime Izquierdo Vallina (2016)

fr j i v
Federico Aguilera Klink y Chema Tante recomiendan este artículo y señalan que, como suele ocurrir con los asuntos que trata Izquierdo Vallina, puede ser aplicado a toda esta parte del mundo que llamamos Occidente. En todo Occidente se ha arrojado a las gentes campesinas de sus lugares y eso ha provocado un auténtico desastre. Es lo mismo que cuenta, por ejemplo, Wendel Berry en su EL FUEGO DEL FIN DEL MUNDO. Es lo mismo, por supuesto, que pasa en Canarias, donde se ha suprimido la vida tradicional rural para construir hoteles. Fuerte desgracia.
Economía

De bomberos y pastores: lo urgente y lo importante - por Jaime Izquierdo Vallina (2019)

 

fr j i v
Federico Aguilera Klink y Chema Tante recomiendan este texto, lúcido e interesante, de Izquierdo Vallina, de 2019, cuyo contenido, por desgracia, parece congelado en el tiempo. Pasan los años, los incendios se suceden, marcando trágicamente la realidad, pero la actitud gubernamental y empresarial no cambia. Canarias mantiene su suicida criterio de la agricultura de puertos, importando casi todo lo que come la gente y el turismo, mientras permanece de espaldas al sector primario y a la explotación racional, inteligente y previsora, de sus zonas forestales. Gobierno y empresas siguen en la "resignación" de apagar incendios de unos bosques de los que no se acuerdan más que cuando se les mete la candela. En esos momentos vienen las lamentaciones y el crujir de dientes, hasta que se apaga la fogalera.. y hasta la próxima, Son las lágrimas de cocodrilo de unas personas que permiten la construcción en suelo rústico, que  priorizan un circuito del motor con fondos públicos a la prevención de incendios
Economía

Otras agriculturas son posibles y necesarias - por Jaime Izquierdo Vallina (2011)

 

fr j i v

Federico Aguilera Klink y Chema Tante recomiendan este texto. Aunque pueda parecer lo contario, la realidad es que, de 2011 a esta fecha, se presenta una mejora en el panorama que tan bien describe Izquierdo. No en la actitud de empresas y de los poderes políticos y económicos, pero sí en la sensibilidad social. Y este desastre a que nos ha llevado la ambición egoísta de empresas, políticos y poderosos, solamente se remediará con la acción ciudadana. En eso estamos. Nos va la vida. La nuestra y la de ellos...