Buscar
06:17h. jueves, 20 de enero de 2022

Una feria de artesanía... en un campo de fútbol

Así era el campo de Tijarafe, y ya no volverá a ser

En Tijarafe han inaugurado este miércoles 13 de agosto, la XXVII Feria insular palmera de artesanía. Una excelente y fructífera iniciativa que solamente merece aplauso y elogio. Pero ¿no había otro lugar, en todo Tijarafe, para instalar el recinto ferial? ¿Hacía falta destrozar un terreno deportivo?. No creo que el imprescindible apoyo a una manifestación de cultura popular como es la artesanía deba hacerse en detrimento de otra manifestación cultural igualmente digna de respeto, que es el deporte modesto.

Costará mucho recuperar ese césped, así sea sintético.

No se puede hacer que la noble artesanía pisotee al no menos noble deporte modesto

Yo que soy enconado oponente al espectáculo fastuosamente ofensivo que distorsiona los valores deportivos, soy al mismo tiempo ardoroso defensor del deporte popular. Y en esto, incluyo también al fútbol. Pero al fútbol modesto. Pienso que el fútbol que se practica en las pequeñas localidades canarias, acompaña a la lucha o al palo en ocupar un lugar importante en la cultura. Y estoy convencido de la necesidad de animar a la gente a la práctica deportiva, insisto, modesta, amateur, o casi.

Por eso siempre he aplaudido la proliferación de terreros de lucha o de campos de fútbol, aunque éstos sean de cesped artificial. Dado el coste insuperable del mantenimiento de los terrenos de yerba natural, en beneficio de la integridad de sus practicantes, ha sido necesario apelar a este recurso del plástico.

Pero quienes han organizado en Tijarafe esta estupenda XXVII feria de artesanía han tenido la infeliz idea de plantificarla en el césped artificial del campo de fútbol local. A pesar de que en la zona existen  varias zonas adecuadas para acoger esta feria, han decidido estropear sin remdio una instalación deportiva. Hay que pensar en los efectos irreparables del pisoteo de miles de personas durante cinco días, del trasiego de vehículos, de las operaciones de implante de carpas y chiringuitos, del impacto de los residuos generados por el consumo de bebidas, dulces, helados...

Cuando se hata acabado laferia de artesanía, Tijarafe se quedará con un terreno deportivo modesto muy deteriorado. Triste negocio ha hecho el pueblo tijarafero. 

Y yo recordaré que quienes mandan estos tiempos en La Palma y en Tijarafe, son la gente del Pp y del PsoE. Por donde estas hordas pasan, no vuelve a crecer la yerba. Ni siquiera artificial.

http://www.eldiario.es/lapalmaahora/sociedad/Feria-Insular-Artesania-abre-puertas-Tijarafe_0_291871489.html