Buscar
miércoles, 28 de septiembre de 2022 23:09h.

Viciana: “Suena a chiste que CC diga ahora que controlará el ruido”

“Hay que depurar responsabilidades y adoptar medidas por 10 años de negligencia que han arruinado la vida a una familia”

Viciana: “Suena a chiste que CC diga ahora que controlará el ruido”

 

“Hay que depurar responsabilidades y adoptar medidas por 10 años de negligencia que han arruinado la vida a una familia”

El concejal de Socialistas por Tenerife-Equo (SxTF-Equo) en el Ayuntamiento de La Laguna, Nacho Viciana, señala que suena a chiste que el concejal de Urbanismo, Juan Manuel Bethencourt, diga que controlarán el ruido nocturno después de que una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) los haya condenado a pagar 60.000 euros a una vecina por sus 10 años de inoperancia para evitar los ruidos intolerables de los locales de ocio nocturno.

Nacho Viciana añade que “no puede ser que una vez más sucedan acontecimientos de esta gravedad y aquí no pase nada, se abonen esos 60.000 euros con dinero de todos los laguneros y laguneras, y a otra cosa mariposa”.

El concejal de SxTF-Equo considera que más allá de acatar la sentencia como ha dicho que hará, la noticia sería que no la acataran, este Gobierno municipal tiene que depurar responsabilidades y rendir cuentas políticamente hablando de la negligencia con la que han operado.

“El problema no es que hayan adoptado o dejado de adoptar medidas, el problema es que eran conscientes de que las que estaban adoptando no eran efectivas y a los empresarios de la noche una multa económica no les supone prácticamente perjuicio alguno, mientras que en estos 10 años se ha arruinado la salud y la vida de una familia”, añadió

Los datos hablan por sí solos: 44 denuncias interpuestas por la misma afectada desde 2004 pidiendo al Ayuntamiento su intermediación en el problema, 13 expedientes disciplinarios que no consiguieron resolver el problema, juicios civiles ganados por el camino, sentencias que no se cumplieron, mediciones de decibelios que no se hacían cuando correspondía y un ruido que superaba 128 veces el máximo que marca la normativa estatal.

El concejal de SxTF coincide con el abogado de la vecina, Alexis Viña, en que el Ayuntamiento mantuvo una "tolerante inactividad" ya que más allá de que estaba "sobradamente probado" que el establecimiento no cumplía la ley, seguía abierto y haciendo ruido.