Buscar
sábado, 10 de diciembre de 2022 06:35h.

Contubernio municipal en Las Palmas de Gran Canaria - por Tito Martín

FR TT MRTN

Contubernio municipal en Las Palmas de Gran Canaria - por Tito Martín, portavoz de Podemos en Las Palmas de Gran Canaria

La política tiene a veces un halo de juego de trileros que espanta a la gente corriente y sencilla que solo quiere ver como sus barrios se transforman en lugares donde desarrollar su proyecto de vida. No es complicado llegar a pensar que quienes hacen de la actividad política un terreno pantanoso lleno de trampas busque precisamente eso, que las personas buenas y honestas no se acerquen a su territorio.

El ultimo episodio de “Juego de Trileros” en el consistorio de Las Palmas de Gran Canaria se dio tras el proceso  de  expulsión  de  los  concejales  Mercedes  Sanz  y  Javier  Doreste  de  las  filas  de  Podemos Canarias que se quedó a medias porque antes de la resolución del proceso se dieron de baja del partido. La resolución a esto era sencilla, tal y como dice el acuerdo antitransfuguismo, ambos ediles deberían pasar inmediatamente al grupo de los No Adscritos, perdiendo así́ su asignación económica.

Pero como en todo juego de trileros, lo que parecía sencillo y obvio no lo era tanto, pues el resto de partidos que componen el pacto de gobierno, PSOE y NC, decidieron pasar la pelotita al otro vaso mientras despistaba al público con las artes de la comunicación política. Otra vez, hemos asistido a un escenario nada deseable en política.

Existe el acuerdo sobre un código de conducta política en relación con el transfuguismo en las instituciones   democráticas,   acuerdo   que   todas   las   fuerzas   políticas   firmamos   “comprometidas plenamente con el respeto a la voluntad de la ciudadanía expresada en los diferentes procesos electorales y, como deber derivado de ella, con el ejercicio de la lealtad política en las instituciones resultantes de las mismas”. Pero asistimos, muy a nuestro pesar, a un incumplimiento impropio de quienes dicen defender la ética en las instituciones publicas.

Nadie tiene el derecho de alterar la voluntad popular expresada en las urnas, que es expresada mediante el voto a los diferentes partidos políticos que deciden presentarse a las elecciones con un programa electoral, un ideario político y unas propuestas concretas bajo el brazo. Cuando una persona electa decide apartarse de todo esto, del proyecto político y de las propuestas que representan, debería dejar su asiento a otra persona de la lista que sı́ esté dispuesta a asumir el compromiso y la voluntad de los votantes. Es de sentido común que la pelotita siga en el vaso en la que fue depositada.

Pero ni las ya exmilitantes de Podemos (Mercedes Sanz y Javier Doreste), ni las dos fuerzas políticas que junto con Podemos componen el pacto de gobierno en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, parecen estar por la labor de hacer cumplir lo obvio y lo acordado.

No está de más recordar el nuevo pacto adicional al “Acuerdo sobre un código de conducta política en relación con el transfuguismo en las corporaciones locales” que en su acuerdo primero dice textualmente:

PRIMERO. - A los efectos del presente Acuerdo, se entiende por tránsfugas a los y las representantes locales, autonómicos y estatales que, traicionando al sujeto político (partidos políticos, coaliciones o agrupaciones de electores) que los y las presentó a las correspondientes elecciones, hayan abandonado el mismo, hayan sido expulsados o se aparten del criterio fijado por sus órganos competentes.

Comoquiera que tanto en el funcionamiento diario del grupo de gobierno como en declaraciones de prensa nadie parece interesarse por la salud democrática de las instituciones, hemos decidido desmarcarnos de este juego tramposo de trileros, de esta mala forma de ejercer el poder que la ciudadanía les ha otorgado convirtiendo la gobernanza en otra muestra más de lo alejada que está la política de la gente.

Los círculos de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, a los cuales represento, desde la independencia que nos conceden nuestros documentos organizativos, queremos dejar claro que no secundamos las acciones políticas llevadas a cabo ni por Mercedes Sanz ni por Javier Doreste, que no apuestan por el ideario y las propuestas que Podemos Canarias tiene por bandera.

De la misma forma, la manera de gestionar esta crisis de coalición por parte de IU en Las Palmas de Gran Canaria, está en las antípodas de lo que entendemos que debe ser una relación de socios políticos, la cual debe basarse en la honestidad y la lealtad.

Este escenario de contubernio en el que el PSOE, en la persona de su alcalde Augusto Hidalgo, como máximo representante de la institución, blanquea un comportamiento indeseable no coincide para nada con nuestra forma de entender el respeto a la ciudadanía.

El juego de trileros debe acabar. La democracia y la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, merecen otra cosa.

Las Palmas de Gran Canaria, 30 de Septiembre de 2022.
 

* En La casa de mi tía por gentileza de Tito Martín

TITO MARTÍN
TITO MARTÍN

 

 

MANCHETA AGOSTO 22