Buscar
domingo, 21 de julio de 2024 11:54h.

Cómo los gigantes del turismo occidental enriquecen ilegalmente los asentamientos israelíes en tierras robadas - por Kit Klarenberg / El poder financiero judío no es lo mismo que el pueblo judío, comentan Federico Aguilera Klink y Chema Tante

fr kk fak
Federico Aguilera Klink destaca y comenta con Chema Tante este texto de Klarenberg

Anteriores recientes de Kit en La casa de mi tía

 

El poder financiero judío no es lo mismo que el pueblo judío, comentan Federico Aguilera Klink y Chema Tante

FEDERICO AGUILERA KLINK CHEMA TANTE
FEDERICO AGUILERA KLINK CHEMA TANTE

Las innobles acciones que suelen practicar las grandes multinacionales de Ocidente ("Accidente", como lo llama Augusto Zamora) no son precisamente causa de asombro. En las finanzas, en la energía, en la alimentación, en farmacia, en el ámbito que sea, como en el turismo, tal que nos cuenta aquí Klarenberg, estos gigantes transnacionales sin nación ni más ley que el dinero, operan con la más supina ausencia de ética, sin ninguna consideración moral que pueda estorbar a su beneficio y a sus intereses.

El apoyo de las grandes empresas occidentales al genocidio del pueblo palestino por parte del gobierno de Israel era ya sabido y las del turismo no podían faltar, porque todas ellas estan dominadas por las redes de influencia judía. Y hay que diferenciar muy claramente estas redes del poder financiero judío, del mismo pueblo judío en general, que es cosa distinta. 

A lo largo de la historia, mientras el pueblo judío sufría maltratos, pogromos, expulsiones, los magnates judíos financiaban a los reyes de los mismos países perseguidores. Cuando se llegó al paroxismo de la persecución nazi, el gran capital judio no hizo nada por aliviar el sufrimiento judio en Europa.

En cuanto al turismo de masas, a los muy graves perjuicios que causa esta aberración en términos medioambientales, económicos y de agresión a la identidad y a los derechos de las poblaciones locales, se suma la complicidad de las megaempresas turísticas con el asesinato de todo un pueblo. 

 

 

Cómo los gigantes del turismo occidental enriquecen ilegalmente los asentamientos israelíes en tierras robadas

Kit Klarenberg 

THE CRADLE

SCHEERPOST

Antes de reservar sus vacaciones de verano, tenga en cuenta que los principales operadores turísticos occidentales financian y legitiman intencionalmente asentamientos israelíes ilegales en territorios palestinos ocupados, contribuyendo activamente a violaciones de derechos humanos y crímenes de guerra.

 

 

El 23 de mayo, el Centro Europeo de Soporte Legal (ELSC), con sede en los Países Bajos, supuestamente presentó una  denuncia penal  contra Booking.com en Holanda. La empresa, conocida por ofrecer servicios de reserva de vacaciones a corto y largo plazo, está acusada de blanqueo de dinero vinculado a crímenes de guerra israelíes y de sacar provecho de los proyectos de expansión de asentamientos ilegales del Estado ocupante. Se alega que Booking.com anuncia alojamientos y “experiencias” en territorios palestinos ocupados ilegalmente.

La denuncia destaca la presunta complicidad de Booking.com en el genocidio israelí, como se detalla en un informe de  Don't Buy Into Occupation  (DBIO), una coalición de 25 ONG europeas y palestinas, incluida ELSC. 

El informe expone la participación de instituciones financieras europeas en la financiación de empresas que apoyan y legitiman los asentamientos ilegales de Israel y el apartheid contra los palestinos. 

El informe documenta meticulosamente las diversas formas en que las empresas occidentales “desempeñan un papel fundamental en el funcionamiento, la sostenibilidad y la expansión de los asentamientos ilegales”.

Entre las empresas mencionadas se encuentra Caterpillar, un fabricante de maquinaria pesada cuyas excavadoras blindadas se utilizan para demoler viviendas palestinas y construir asentamientos judíos. La empresa está notoriamente vinculada a la muerte de la joven activista por la paz estadounidense  Rachel Corrie  en 2003. Otra mención es Elbit Systems, el mayor fabricante de armas de Israel, que produce balas, drones, vehículos de combate, sistemas de guerra electrónica y misiles para su uso durante el genocidio en curso. . 

Junto a esto están implicadas una serie de empresas inesperadas orientadas al consumidor, incluidos importantes proveedores de turismo y ocio.

Impacto en la población palestina 

Los hallazgos exponen cómo un componente importante de la industria turística occidental moderna está íntimamente implicado en sostener y promover el proyecto de ocupación israelí, contribuyendo activamente, beneficiándose y siendo cómplice de los crímenes contra la humanidad perpetrados contra el pueblo palestino. Como informa Daan de Grefte de ELSC  a The Cradle :

“Los asentamientos son ilegales según el derecho internacional, causan violaciones sistemáticas de los derechos humanos, constituyen un crimen de guerra y son perjudiciales para cualquier perspectiva de justicia y paz en Israel/Palestina. Estos asentamientos también forman parte integral de un sistema de dominación racial que equivale a apartheid. Varias importantes empresas de turismo en línea ofrecen servicios en los Territorios Ocupados, lo que contraviene sus propios compromisos en materia de derechos humanos, al tiempo que legitima la política claramente ilegal de Israel de colonizar Cisjordania. Al operar en los asentamientos, exacerban los daños a los derechos humanos de la población palestina local”.

Tomemos como ejemplo Airbnb, la controvertida “empresa de turismo digital” que ha tratado de alterar y reemplazar la industria hotelera tradicional. Ofrece alquileres a corto y largo plazo de viviendas privadas en todo el mundo. Hoy, su sitio web enumera "un gran número de asentamientos israelíes". Estas propiedades tienen su sede en Jerusalén Este, Cisjordania y los Altos del Golán en Siria. 

“En la mayoría de los casos”, observa DBIO, “las descripciones de las propiedades mencionan la ubicación del asentamiento, pero las propiedades figuran como ubicadas en 'Israel' y no informan a los visitantes potenciales que el alojamiento está ubicado” en los Territorios Ocupados. En noviembre de 2018,  Airbnb anunció  que eliminaría alrededor de 200 anuncios en asentamientos, “en el centro de la disputa entre israelíes y palestinos”.

La decisión  fue revocada  apenas seis meses después debido a múltiples demandas en Estados Unidos e Israel. En 2020, cuando la empresa salió a bolsa,  no mencionó  su interés comercial en terrenos robados en las presentaciones ante la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU. 

En un informe de dos años antes, Human Rights Watch señaló cuántos alojamientos de Airbnb “se construyen en terrenos que las autoridades israelíes reconocen como propiedad privada de palestinos a quienes no se les permite acceder a ellos”. El informe añade:

"[Airbnb] ayuda a que los asentamientos de Cisjordania sean más rentables y, por tanto, sostenibles, facilitando así el traslado ilegal de sus ciudadanos a los asentamientos por parte de Israel".

Destino: Ocupación

Airbnb está incluida en una  base de datos de la ONU  de empresas "involucradas en la prestación de servicios y utilidades que apoyan el mantenimiento y la existencia de asentamientos". También lo es Booking Holdings, otro gigante del turismo estadounidense, que afirma ser el principal proveedor mundial de viajes en línea y servicios relacionados. El informe de DBIO señala que la filial de alquiler vacacional de la empresa, Booking.com, anuncia hoteles, casas de huéspedes y apartamentos para estancias cortas en asentamientos de los Territorios Ocupados.

Si bien algunos listados indican que las propiedades están ubicadas en "Territorio palestino, asentamientos israelíes", otros simplemente están etiquetados como "Jerusalén", etc. Según una "Declaración de derechos humanos" de Booking.com de mayo de 2022, los clientes deben recibir información transparente sobre listados en Territorios Ocupados, pero esto no ha sucedido. 

En cambio, los listados incluyen principalmente descargos de responsabilidad, invitando a los clientes a revisar las advertencias de viaje de su gobierno antes de reservar, ya que el área "puede considerarse afectada por conflictos".

La empresa de viajes española eDreams y el grupo estadounidense Expedia, que opera portales como Hotels.com y Trivago, también participan en la publicidad de propiedades en asentamientos judíos ilegales sin informar a los clientes de su estatus ilegal. Los clientes no son informados sobre el estatus ilegal de los asentamientos según el derecho internacional. En cambio, la compañía clasifica estos listados como "de acuerdo con la ley aplicable" y afirma que elimina manualmente las propiedades "ilícitas" si son identificadas por su personal o marcadas por los visitantes del sitio web.

Tripadvisor y su filial Viator van más allá al  promover  recorridos y actividades en estos asentamientos, incluidos  recorridos por bodegas  construidas en tierras palestinas apropiadas ilegalmente, incluida una situada en  Tel Shiloh , construida en tierras palestinas robadas y administrada por un consejo de colonos local.

El grupo TUI de Alemania, una de las empresas de turismo más grandes del mundo, ofrece visitas guiadas a estos asentamientos,  etiquetándolos  como parte de “Israel y Jordania” o “Aspectos destacados de Israel”. Estos recorridos a menudo implican visitar sitios construidos en tierras robadas, que han desplazado a las comunidades indígenas beduinas palestinas, como el  Parque Nacional de Qumran  , comunidades que son cada vez más desplazadas por la fuerza de sus tierras ancestrales y sufren restricciones agobiantes en el acceso al agua, la electricidad y más. hoy.

Estas giras  están denominadas  "Israel y Jordania" y "Aspectos destacados de Israel". Otro se titula “Regreso al principio: Israel”,  y comprende  visitas al Belén ocupado, los Altos del Golán ocupados y lugares de interés de la Jerusalén Oriental ocupada. 

DBIO afirma que las actividades del Grupo TUI son de especial preocupación "ya que apoyan la existencia de asentamientos ilegales y contribuyen a su normalización". Daan de Grefte, de ELSC, le dice  a The Cradle  que las agencias de viajes en línea, al ofrecer propiedades en tierras colonizadas, brindan una apariencia de normalidad a los asentamientos y alientan a los turistas inconscientes a visitar los asentamientos y gastar su dinero allí”.

“A los palestinos no se les permite ingresar a los asentamientos, lo que significa que los alojamientos que figuran en estos sitios web sólo están abiertos a extranjeros e israelíes. Por lo tanto, las empresas operan en un entorno altamente discriminatorio y permiten el funcionamiento de las economías de asentamientos ilícitos. Al participar activamente en estas economías ilícitas creadas en tierras palestinas robadas, estas OTA corren el riesgo de beneficiarse de los crímenes de guerra que establecieron los asentamientos. Ya es hora de que se cuestione el clima de impunidad que rodea a estas actividades, especialmente ahora que Israel está  tomando cantidades sin precedentes de tierra palestina  y la represión de la población civil está  llegando a nuevos extremos ”.

Consecuencias económicas para Israel 

Como  ha documentado anteriormente The Cradle   , el daño a la economía del Estado ocupante infligido por la operación Inundación de Al-Aqsa de la resistencia palestina fue inmenso. Desde entonces, su ruina no ha hecho más que aumentar, con una grave  escasez de mano de obra  en industrias clave, enormes gastos militares que ponen a prueba unas finanzas ya debilitadas y un colapso de la confianza de los inversores extranjeros. 

En febrero, Moody's  rebajó  la calificación crediticia de Israel, advirtiendo que las perspectivas económicas del país eran "negativas" y que probablemente empeorarían aún más si la guerra se prolongaba, lo que parece casi seguro.

En los últimos seis meses, la industria turística de Israel ha sido especialmente devastada. No mucho después de la sombría evaluación de Moody's, Yossi Fattal, director general de la Cámara de Organizadores de Turismo Receptivo, un organismo comercial que representa a agentes de viajes, hoteleros y otras empresas del sector,  lamentó cómo  el estado de ocupación "se ha convertido en uno de los países más aislados". en el mundo, como Corea del Norte”. 

Antes del 7 de octubre, 250 compañías aéreas volaban hacia y desde Tel Aviv; ese número ahora es sólo 45. Como informó Fattal:

“El ochenta por ciento de los vuelos actuales son operados por aviones de Israel pertenecientes a la compañía [israelí] El Al… [Esta es] una desafortunada victoria de Hamás sobre Israel. La guerra está dañando la imagen estratégica de Israel. Israel debería haber creado una situación en la que encontrara una manera de facilitar y alentar a los turistas a venir aquí a pesar de la guerra... Las primas de seguro requeridas para viajar a Israel son enormes”. 

Por supuesto, no son sólo las “primas de seguros” las que disuaden a los visitantes. Además de las preocupaciones de seguridad, el genocidio de Gaza ha asestado un golpe fatal, probablemente permanente, a las relaciones públicas internacionales de Israel. 

La brutal y asesina realidad de la ocupación y los asentamientos israelíes, visceralmente escrita en gran medida en las pantallas de televisión, computadoras y teléfonos inteligentes de todo el mundo a diario, las acciones de Tel Aviv están produciendo repulsión y boicot global como nunca antes.

Muchas firmas y marcas occidentales de alto perfil que inicialmente expresaron solidaridad con Israel han reportado  mellas considerables  en sus ingresos debido a la reacción de los consumidores. Tales confesiones demuestran ampliamente la urgencia que sienten las poblaciones de todo el mundo de exigir responsabilidades a todas y cada una de las empresas que apoyan la eliminación del pueblo palestino por parte de Israel desde 1948. 

Es una constelación criminal que abarca todas las industrias y sectores imaginables, en la que muchos delincuentes ocultan su complicidad y apoyo a plena vista. Pero a medida que se expanden los esfuerzos de boicot y desinversión de las bases globales –y cada vez más, sancionados por gobiernos e instituciones–, es posible que nunca haya un retorno a la “normalidad” para Israel o sus patrocinadores occidentales en ningún nivel.

*  Gracias a Kit Klarenberg, THE CRADLE y SCHEERPOST y a la colaboración de Federico Aguilera Klink

https://thecradle.co/articles/how-western-tourism-giants-illegally-enrich-israeli-settlements-on-stolen-land

https://scheerpost.com/2024/06/13/how-western-tourism-giants-illegally-enrich-israeli-settlements-on-stolen-land/

KIT KLARENBERG
KIT KLARENBERG
THE CRADLE THE CRADLE Publicado originalmente en THE CRADLE. La casa de mi tía republica por el alto interés del contenido, bajo las Normas de Uso Justo de la UE
Publicado originalmente en THE CRADLE.
La casa de mi tía republica por el alto interés del contenido, bajo las Normas de Uso Justo de la UE

 

SCHEERPOST

 

mancheta mayo 24